A través de una parte de mi historia y experiencia quiero enseñarte la forma en la que yo encontré mi misión para darte algunas herramientas que te ayudarán a encontrar la tuya.

Angelica Cardenas

Esta es una pregunta que seguramente te has realizado mil veces, y sí, yo también me la hice… Durante horas pensaba en cuál era realmente mi propósito de vida, para que había nacido y cómo podría encontrarlo. Incluso vi muchos videos, leí algunos libros, pero no lograba hallar mi misión, sin embargo, siempre tuve claro que quería encontrarlo por que sabia que desarrollarlo me haría inmensamente feliz… O al menos eso era lo que prometían los expertos.

Empezaré por contarles un poco de mi historia… Cuando era una niña muy pequeña me llamaban la niña milagro pues después de ser desahuciada en diferentes hospitales, milagrosamente fui curada por unas personas de fe a las que mi abuela le llamaba “hermanitas”, después de muchos años con la edad y raciocinio de un adulto me contaron la historia nuevamente, pero esta vez por alguna razón la procesé diferente y es que para este momento ya estaba en búsqueda de mi propósito de vida, y de la nada ¡pensé! Yo estoy aquí para algo y debo hacer que valga la pena.

Cuando escuché por primera vez acerca del emprendimiento social y/o ambiental, me enamoré de él y sus objetivos, ya tenía una intención… Ayudar.

Para mi primer gran emprendimiento tuve el apoyo de una entidad gubernamental y de personas muy capacitadas en el tema que se habían enamorado de mi proyecto dada su naturaleza. Pues se trataba de confeccionar ropa deportiva, pero detrás de ello, vinculábamos mujeres de escasos recursos, amas de casa y mujeres de la tercera edad que tuvieran sus talleres en casa. También decidí que los empaques de los productos se fabricarían en botellas de gaseosa reciclados convirtiéndolos en lindos y funcionales empaques, reduciendo una gran cantidad de plástico que le vendría muy bien al medio ambiente.

Dado por la falta de experiencia, persistencia, necesidades económicas y mal enfoque de mercado tuvimos que parar operaciones y retomar ofertas laborales, pero lo más importante es que sabía que ahí no terminaría todo.

Deberías leer: El fracaso es el componente de tu éxito.

Cuando cree mi segundo proyecto más grande que es mi empresa actual, tuve muy claro mi modelo de negocio inicial y era el convertirme en una tienda multimarca para apoyar a todos esos pequeños emprendedores del sector de mascotas que estaban creando cosas increíbles, pero que aún eran muy pequeños o no tenían como potencializar su marca con una vitrina y yo quería ser ese medio. Entonces nuevamente estaba ahí ese deseo de ayudar e impulsar la economía de los demás, claramente mientras yo también obtenía beneficios. Durante un tiempo logramos hacer algunas donaciones a fundaciones e incluso ayudamos a animalitos de la calle.

Pero te estarás preguntando ¿Qué tiene que ver tu historia con encontrar mi propósito? Sólo quiero ilustrarte la forma en la que yo encontré mi misión para darte algunas herramientas que te ayudarán a encontrar la tuya.

Actualmente estoy desarrollando mi marca personal una idea creativa, donde he decidido poner al servicio de muchos emprendedores mis conocimientos y experiencias para que puedas no solo lograr los resultados que tanto deseas si no que en aquellos momentos en los que sientas frustración, desánimo, ansiedad por tus proyectos sepas que no eres la única que pasas ni pasará por esto y que cuando aceptamos que todo tiene un porque en tu vida lograras aprender de las experiencias y evolucionar hacia tu gran búsqueda, tu propósito.

Te cuento que en un poco más de 6 meses he logrado influir de manera positiva y ayudar a muchos más que solo una persona y eso me hace inmensamente feliz y aunque queda mucho por recorrer ya logré mi primer objetivo.

Como siempre lo digo, no existe una formula mágica, ni un camino certero donde tu puedas encontrar tu propósito, pero si hay algo muy claro, y es que cuando te enfocas en algo lo atraes y cada paso que des en tu vida te llevará hacia esa gran respuesta.

Desde mi experiencia antes de citar cualquier libro puedo decirte que la única forma de encontrar la respuesta que buscas es actuando, no pares ni te estanques, hay momentos en la vida donde sentirás que nada tiene sentido que pareciera que simplemente te quedarás ahí por el resto de tu vida, pero si continúas haciendo, actuando y accionando sin importar nada, aunque no lo veas tu ser está creciendo y avanzando.

No tengas miedo, confía en esa capacidad infinita con la que contamos cada una de nosotras para conocernos, escucharnos, reconocer lo que nos gusta, lo que nos apasiona, lo que realmente nos hace felices… Y es que seguramente has escuchado mil veces aquella pregunta que dice: ¿Qué es aquello que harías así no ganarás un centavo? Tal vez la respondas en un segundo por que ya has encontrado el camino hacía tu propósito, pero quizás no, y no debes angustiarte, cuando lo conozcas, tendrás la respuesta a esa pregunta, mientras tanto vive sin afanes y sin prisa, todo lo que estás viviendo y lo que has tenido que vivir son tu universidad y lo vas a necesitar para cuando encuentres la respuesta a tu pregunta… ¿Cuál es mi propósito de vida?

CUÁNTO TARDÉ PARA ENCONTRAR MI PROPÓSITO DE VIDA

Con 32 años puedo decirte que he tenido que recorrer muchos pasos e historias que nadie se imaginaría y que mi vida no ha sido un paseo en unicornio como algunas personas pintan la suya. A mis 22 años con mi hijo mayor de 2 años logré por fin entrar a la universidad pues mis padres no pudieron pagarme una carrera, y no fue hasta después de muchos deseos de estudiar, pasar por una separación dolorosa y quedarme prácticamente en la calle, logré iniciar mis estudios en banca y finanzas por que mi sueño en ese entonces era trabajar en un banco, sí, lo sé, no era gran cosa pero al fin y al cabo era un sueño y como muchos de los que he tenido me esforcé hasta hacerlo realidad… Ese es tan sólo uno de los muchos caminos que he tenido que recorrer para llegar a siquiera alcanzar a visualizar mi gran propósito, el de servir.

Así que no importa la edad que tengas, ni lo que hayas vivido, date la oportunidad de conocerte, escucharte, probar una u otra cosa, no tengas miedo al que dirán, o a esas personas llenas de limitaciones mentales que mientras no hacen nada, solo miran las que al menos lo intentan para burlarse y lo peor es que muchas de esas personas acaban por derrumbar los sueños de los demás.

 INICIO PROYECTOS, PERO NO LOS TERMINO

Sí, es totalmente normal, yo también lo hice. Por unas semanas sentía que era mi pasión, pero a la semana siguiente ya no quería retomar, y es que al principio seremos como unos nuevos super héroes donde no sabemos como usar los super poderes, pintamos, bordamos, cantamos, bailamos, pero de repente pfff toda esa fuerza se va por la ventana.

Reitero, tu primer proyecto no será el definitivo, el mundo no funciona así, si de repente te das cuenta que prefieres otra cosa pues hazlo y ya! Va a ser la única forma en la que descubras tu misión, eso que realmente amas y te apasiona tanto, que no importa la hora, el lugar, o con quien estés, simplemente lo haces y punto.

A continuación, te mencionaré algunos aspectos claves que me funcionaron a mi para encontrar mi propósito de vida.

1. ENCUENTRA TU HILO CONDUCTOR

La forma en la que encontré mi propósito fue identificando aquello que me movía y que de una forma u otra estaba implícito en cualquier idea que generaba, ese algo que me hacía especial, escuchaba con atención y sin arrogancia las cosas positivas que las personas rescataban de cada cosa que hacía por ejemplo mi creatividad.

Realiza una lista de al menos 15 cosas que ames y que de una u otra forma estén relacionadas en diferentes situaciones de tu vida, ahí encontrarás una pista.

2. EXPERIMENTA CON DIFERENTES PASIONES

No temas a experimentar con diferentes hobbies, inténtalo las veces que sea necesario, toma cursos, conoce tus destrezas, aunque no es lo mismo una pasión a una misión, puedes despertar ese lado creativo de tu cerebro y estimular los medios para encontrar tu propósito.

3. CONOCE TUS HABILIDADES, CUALIDADES Y FORTALEZAS

Recuerda que no debes enfocarte en las cosas negativas o en lo que no eres fuerte. Lo más importante son las cosas que más sobresalen de ti positivamente, para eso, realiza una lista de tus habilidades, cualidades y fortalezas que te ayuden a identificar como puedes ayudar a los demás, a través de tu historia, de tu conocimiento o de tus habilidades.

4. TU MISIÓN AYUDARÁ A LOS DEMÁS

Todos tenemos una misión y un propósito en la vida y tristemente muchas personas nunca lo hallan, tal vez por que no lo buscan, o por que los limites y creencias de educación no le permitieron siquiera pensar en ello, y así encontraríamos muchas razones. Sin embargo, partiendo de que tu misión o propósito de vida ayudará a otras personas podrás obtener pistas para encontrarlo, pues con los ejercicios anteriores podrás evaluar que es aquello que realmente te hace feliz y como ponerlo al servicio de los demás.

5. TRABAJAR EN TU PROPÓSITO NO ES SINÓNIMO DE POBREZA

Algunos estarán de acuerdo con este principio, otros tal vez no. Desde mi punto de vista no quiere decir que tu propósito o servicio tengas que ofrecerlo gratis y entonces muchos se preguntarán, ¿de qué voy a vivir? La misión de vida con la cual puedes ayudar a los demás puede partir de tu experiencia, de tu conocimiento o de tus habilidades como ya te lo mencioné y claramente el tiempo invertido en desarrollar tu misión y propósito tiene un costo, estén de acuerdo o no, todos necesitamos de los recursos financieros para vivir y lo que si es valido es que parte de las ganancias puedas invertirlas en algún proyecto social o incluso para ayudar a tu misma comunidad, cuando identificamos nuestro propósito sabremos que cada aporte se te retribuye multiplicado.

Espero de verdad que este post te haya ayudado o por lo menos logres un pasito más hacía esa respuesta que muchos buscamos. Tu propósito o misión es algo que solamente tu puedes identificar y aunque existen algunas formas según estudios psicológicos o científicos para hacerlo, quise regalarte mi propia opinión y experiencia.

No tengas miedo, confía en que estás en el momento correcto, y nunca, nunca dejes de actuar.

Te envío un fuerte abrazo! Nos leemos en el próximo post, no olvides dejarme tu comentario si te gustó y cuál ha sido tu experiencia.  Recuerda que en redes sociales me encuentras como una idea creativa.

Con cariño,

Angie.  


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *